AGRICULTURA Y ELABORACIÓN

ACEITE VIRGEN EXTRA

En la composición de nuestro aceite de oliva entran las  variedades cultivadas en la finca como son la ARBEQUINA, PICUAL, HOJIBLANCA Y MORISCA, que le confieren su estilo propio y característico, con una excelente fragancia y sabor frutado fresco además de un equilibrio, estabilidad y armonía total.

Cultivo Innovador

En el cultivo de nuestro olivar, convergen la experiencia de muchas generaciones dedicadas a la agricultura con la aplicación de las ultimas innovaciones en el manejo del mismo.

Recolección

La recolección se realiza en el momento en que cada variedad muestre su óptimo de madurez para conseguir el aceite de oliva virgen extra Marqués de Valdueza. La decisión del momento óptimo de madurez vendrá determinada por una serie de pruebas realizadas antes de la recolección. Para ello contamos con el asesoramiento y colaboración de Citoliva.

Nunca recogemos aceituna del suelo. Para su transporte hasta la almazara,  se utilizan cajas apilables de tamaño reducido, que permiten mantener intacta la integridad del fruto y que aseguran la respiración de la aceituna.

Para nosotros la higiene es algo fundamental ya que el aceite de oliva virgen extra MARQUES DE VALDUEZA va a ser consumido por el hombre. Desde el momento en que recogemos la aceituna, es fundamental que todo lo es esté en contacto con la aceituna este totalmente limpio.

Es muy importante que el tiempo transcurrido desde el momento de la recolección hasta que se empieza a molturar la aceituna sea el menor posible. En el caso de nuestro aceite, al tener el olivar y la almazara en la misma finca, el transporte es inmediato.

Elaboración y Almazara

Todo el proceso de elaboración del aceite de oliva virgen extra MARQUES DE VALDUEZA, es una cadena que comienza en el campo y finaliza cuando el aceite está envasado en manos del consumidor. La ruptura de cualquier eslabón es una pérdida irreparable de calidad.

LAVADO:Si las aceitunas no vienen sucias no deben ser lavadas. En este caso tan sólo se pasan por una aspiradora que elimina hojas, ramas y polvo adherido. Finalmente las aceitunas reciben una especie de ducha con agua que las deja perfectamente limpias para ser molturadas.

MOLIENDA: Los frutos son molidos en modernos molinos de martillo. La masa obtenida contiene el aceite de oliva en pequeñas gotitas y en numerosas celdillas de las que es difícil extraerlo.

BATIDO: La masa se traslada a unas batidoras de acero inoxidable en las que es templada a una temperatura nunca superior a 27ºC, para lo que se  utiliza agua que circula por un encamisado. Contamos con un sistema que nos permite enfriar el agua y bajar la temperatura de la masa. Unas paletas consiguen mediante esta operación que las celdillas con el aceite de oliva se agrupen en otras de mayor tamaño.

CENTRIFUGACIÓN: La masa batida se introduce en una centrífuga  (Decanter) donde mediante un elevado número de revoluciones se separa el aceite de oliva virgen del resto de  masa de aceitunas y agua de vegetación. Es lo que llamamos alperujo (alpechín y orujo). El sistema utilizado es el de DOS FASES.

El aceite de oliva obtenido se pasa a unos depósitos o aclaradores en los que se separa de las  impurezas que se van al fondo.

ALMACENAMIENTO: El aceite se va catando y almacenado en depósitos de acero inoxidable inertizados con Nitrógeno para evitar la oxidación del aceite. La temperatura de la sala será controlada en todo momento.

ANÁLISIS: El aceite de oliva se somete a análisis físico-químicos de acuerdo con lo especificado en la Normativa COI y Reglamento Comunitario 2568/91. También se analizan para comprobar la no existencia de residuos de plaguicidas.

Para que un aceite se puede envasar con la marca MARQUES DE VALDUEZA debe cumplir con la normativa citada y ser clasificado como VIRGEN EXTRA.

La recolección del fruto es para nosotros de vital importancia, ya que implica: “Decidir el momento óptimo” ,  “Empezar a manipular la aceituna”.

Recolección

La recolección se realiza en el momento en que cada variedad muestre su óptimo de madurez para conseguir el aceite de oliva virgen extra Marqués de Valdueza. La decisión del momento óptimo de madurez vendrá determinada por una serie de pruebas realizadas antes de la recolección. Para ello contamos con el asesoramiento y colaboración de Citoliva.

Nunca recogemos aceituna del suelo. Para su transporte hasta la almazara,  se utilizan cajas apilables de tamaño reducido, que permiten mantener intacta la integridad del fruto y que aseguran la respiración de la aceituna.

Para nosotros la higiene es algo fundamental ya que el aceite de oliva virgen extra MARQUES DE VALDUEZA va a ser consumido por el hombre. Desde el momento en que recogemos la aceituna, es fundamental que todo lo es esté en contacto con la aceituna este totalmente limpio.

Es muy importante que el tiempo transcurrido desde el momento de la recolección hasta que se empieza a molturar la aceituna sea el menor posible. En el caso de nuestro aceite, al tener el olivar y la almazara en la misma finca, el transporte es inmediato.

Elaboración y Almazara

Todo el proceso de elaboración del aceite de oliva virgen extra MARQUES DE VALDUEZA, es una cadena que comienza en el campo y finaliza cuando el aceite está envasado en manos del consumidor. La ruptura de cualquier eslabón es una pérdida irreparable de calidad.

LABADO:Si las aceitunas no vienen sucias no deben ser lavadas. En este caso tan sólo se pasan por una aspiradora que elimina hojas, ramas y polvo adherido. Finalmente las aceitunas reciben una especie de ducha con agua que las deja perfectamente limpias para ser molturadas.

MOLIENDA: Los frutos son molidos en modernos molinos de martillo. La masa obtenida contiene el aceite de oliva en pequeñas gotitas y en numerosas celdillas de las que es difícil extraerlo.

BATIDO: La masa se traslada a unas batidoras de acero inoxidable en las que es templada a una temperatura nunca superior a 27ºC, para lo que se  utiliza agua que circula por un encamisado. Contamos con un sistema que nos permite enfriar el agua y bajar la temperatura de la masa. Unas paletas consiguen mediante esta operación que las celdillas con el aceite de oliva se agrupen en otras de mayor tamaño.

CENTRIFUGACIÓN: La masa batida se introduce en una centrífuga  (Decanter) donde mediante un elevado número de revoluciones se separa el aceite de oliva virgen del resto de  masa de aceitunas y agua de vegetación. Es lo que llamamos alperujo (alpechín y orujo). El sistema utilizado es el de DOS FASES.

El aceite de oliva obtenido se pasa a unos depósitos o aclaradores en los que se separa de las  impurezas que se van al fondo.

ALMACENAMIENTO: El aceite se va catando y almacenado en depósitos de acero inoxidable inertizados con Nitrógeno para evitar la oxidación del aceite. La temperatura de la sala será controlada en todo momento.

ANÁLISIS: El aceite de oliva se somete a análisis físico-químicos de acuerdo con lo especificado en la Normativa COI y Reglamento Comunitario 2568/91. También se analizan para comprobar la no existencia de residuos de plaguicidas.

Para que un aceite se puede envasar con la marca MARQUES DE VALDUEZA debe cumplir con la normativa citada y ser clasificado como VIRGEN EXTRA.

La recolección del fruto es para nosotros de vital importancia, ya que implica: “Decidir el momento óptimo” ,  “Empezar a manipular la aceituna”.

Cultivo Innovador

En el cultivo de nuestro olivar, convergen la experiencia de muchas generaciones dedicadas a la agricultura con la aplicación de las ultimas innovaciones en el manejo del mismo.

  • LABOREO: El cultivo del olivar se realiza utilizando el sistema de cubierta viva, para lo cual se realizan siegas mecánicas y se dejan los restos de vegetales sobre el suelo para defenderlo de la erosión y aportar nutrientes y materia orgánica.
  • RIEGO: Utilizamos un sistema de riego por goteo automatizado, consiguiendo que el contenido de agua en el suelo sea el suficiente para reponer las pérdidas por evapotranspiración. De esta forma, aportamos  agua sólo en función de las necesidades hídricas reales.
  • FERTILIZACIÓN: Se realizan análisis del suelo con una frecuencia mínima de 5 años y se completan con análisis foliares anuales. De estos análisis y de unas extracciones teóricas, se deducen cuales son las necesidades de fertilización de nuestro olivar.La posibilidad de aplicar los abonos a través del riego por goteo nos permite variar las dosis de abonado en función de las necesidades de las distintas parcelas en que tenemos segmentado nuestro olivar.
  • PODA: Se realiza la poda consiguiendo una forma adecuada La poda se realiza para conseguir la forma adecuada que nos permita obtener un equilibrio entre las funciones vegetativa y productiva.
  • CONTROL DE PLAGAS: La estimación del riesgo en cada parcela se hace mediante seguimientos semanales de los niveles poblacionales o de incidencia de cada plaga o enfermedad.
Español

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies